Anton F. Philips, empresario y cofundador de la Compañía Philips

Anton Frederick Philips (1874-1951) fue un empresario neerlandés que junto con su hermano Gerard fundó en 1895 la Compañía Philips, que se dedicó inicialmente a la fabricación de bombillas y más tarde a la construcción de válvulas electrónicas, receptores de radio y electrónica de consumo.

Su hermano mayor Gerard Leonhard Philips (1858- 1942) había estudiado ingeniería eléctrica en la Universidad de Delf, Países Bajos, mientras que Anton estudió en la Escuela Comercial Pública de Amsterdam (equivalente a la actual carrera de Ciencias Empresariales). Con ayuda de su padre, que era banquero, ambos hermanos compraron un viejo taller textil en el que empezaron a fabricar bombillas y elementos para las instalaciones eléctricas de baja tensión.

Gerard dirigía el taller de fabricación y Anton llevaba la dirección comercial. Según se comentaba en esa época, Gerard intentaba fabricar más bombillas de las que podía y Anton vendía más bombillas de las que podían fabricarse en el taller. En vista de la prosperidad del negocio, ambos hermanos fundaron en 1895 la Compañía Philips y en la fábrica se pasó de fabricar lámparas de filamento de carbón a lámparas con filamento metálico simple y después espiralado y doblemente espiralado para las bombillas de mayor potencia. Inicialmente las ampollas se sellaban al vacío y luego se rellenaban con gases inertes. Las ampollas de vidrio se importaban de Alemania, pero el resto del proceso constructivo se realizaba en la propia fábrica.

En 1912 la empresa Philips se convirtió en sociedad anónima y trasladó su sede a Eindhoven. La primera guerra mundial originó grandes dificultades para la exportación y para la importación de materias primas, Alemania dejó de enviar las ampollas de cristal, por lo que la Compañía tuvo que comenzar en 1916 a construir sus propios bulbos de vidrio y también compró tres barcos para poder exportar sus bombillas e importar los materiales para la fabricación del casquillo y los filamentos de las lámparas.

En estos años de guerra, la Compañía Philips inició también la fabricación de válvulas para la incipiente industria de la radio y también tubos de rayos X para el campo de la electromedicina. Para intentar desarrollar nuevos productos, sin recurrir a patentes extranjeras, se creó en 1917 el Laboratorio de Investigación Física, contratando a varios investigadores y dotándoles de grandes medios.

En 1927, la Compañía Philips instaló el primer enlace radiotelefónico entre Holanda y la Indias Orientales y Occidentales y es en esta época cuando se inicia en la fábrica, la construcción de receptores de radio para el gran público, debido a que unos años antes había nacido la radiodifusión comercial. La demanda de estos aparatos era de tal magnitud, que ya en 1932, habían salido de las fábricas de Eindhoven varios millones de receptores que se vendían en todo el mundo. Más tarde, la empresa comenzó la fabricación de equipos para cine sonoro, aparatos de medida, equipos de soldadura, máquinas de afeitar y otros.

Anton Philips era un excelente comercial y gestor, pero también se preocupó de la calidad de vida de sus empleados, la prueba de ello es que ya en 1900 consiguió que todo su personal tuviera la asistencia farmacéutica gratuita, en 1910 se ocupó de la construcción de viviendas para ellos y en 1913 fundó la primera caja de pensiones. También construyó escuelas para los hijos de sus empleados e instalaciones de recreo para ellos y sus familias. En la actualidad, la Compañía Philips es una empresa multinacional del campo de electrónica.

Deja un comentario