Bernardo Mateo Sagasta, director general de Telégrafos

Bernardo Mateo Sagasta y Echevarría (1866-1937) fue un político e ingeniero pontevedrés y, entre otros cargos, director general de Telégrafos. Su padre Pedro era hermano del padre de Práxedes Mateo Sagasta, Clemente.

Fue diputado a Cortes entre 1893 y 1923. También ejerció el cargo de subsecretario de Hacienda en 1901 y en 1905,​ así como desempeñó de forma interina la cartera de Hacienda entre el 31 de agosto y el 11 de septiembre de 1905, en ausencia del titular, José Echegaray.​ También fue el presidente de la segunda comisión parlamentaria (la primera databa de 1922). Elegido en 1901 miembro de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, se convirtió en miembro de pleno derecho al tomar posesión en 1916.

Con el nuevo gobierno, presidido por Canalejas, Bernardo Mateo Sagasta fue nombrado director general de Telégrafos el 10 de febrero de 1910. Quizá el hecho más relevante que se produjo durante su mandato fue la entrada efectiva de la mujer en Telégrafos y su inclusión en el “escalafón”, lo que le supuso bastantes problemas por la oposición, más o menos declarada, que tuvo que vencer. La revista “El Telegrafista Español” publicó en su portada una caricatura del director general sacando a las telegrafistas del purgatorio en el que habían caído, al haber aprobado una oposición pero sin que hubiera “plazas” que ocupar.

Siguió dando problemas la construcción del edificio del Palacio de Comunicaciones de Madrid, que requería ampliaciones del presupuesto inicial. En noviembre de 1912 fue asesinado Canalejas y el conde de Romanones ocupó la Presidencia del gobierno, pero el director general continuó en su puesto y en junio de 1913 puso en marcha la “Escuela Superior de Telégrafos”, que iniciaría los estudios que iban a desembocar, algún tiempo después, en la creación de los Ingenieros de Telecomunicación. Como había hecho algún otro antecesor en el cargo, en junio de 1913 firmó un manifiesto contra su propio gobierno y fue cesado.

Ocupó el cargo de director general durante tres años y cinco meses.

Deja un comentario