Hans Christian Orsted, descubridor del electromagnetismo

Hans Christian Orsted (1777-1851) fue un físico y químico danés que descubrió el electromagnetismo, al observar que una corriente eléctrica desviaba una aguja imantada o brújula.

Se interesó desde muy joven por la química y por la historia natural, pero también por la literatura. Estudió Física y Farmacia en la Universidad de Copenhague. Terminados sus estudios, en 1794 fue nombrado adjunto de la Facultad de Medicina. Durante el período de 1801 a 1803 viajó por Holanda, Alemania y Francia dando conferencias. En 1804 fue nombrado profesor de Física de la Universidad de Copenhague y posteriormente fue director del Instituto Politécnico de dicha ciudad.

A comienzos de 1820, descubrió la relación entre la electricidad y el magnetismo en un experimento que llevó a cabo ante sus alumnos; realizaba observaciones sobre el fenómeno eléctrico con una pila análoga a la construida por Volta en 1800, donde la aguja de una brújula colocada en las proximidades de un hilo conductor por el que circulaba una corriente eléctrica se desviaba. Repitió incesantemente estos experimentos con pilas más potentes y observó que la aguja oscilaba hasta formar un ángulo recto con el hilo y con la línea que unía la brújula y el hilo. Si se la desplazaba de forma continua en la dirección que señalaba la aguja, la brújula describía entonces un círculo alrededor del hilo conductor. Invirtiendo el sentido de la corriente eléctrica, cambiaba asimismo el sentido de la aguja de la brújula.

Los efectos persistían incluso cuando se interponían placas de vidrio, metal o madera entre el hilo conductor y la brújula se demostró poco después que el efecto era simétrico. No sólo el cable recorrido por una corriente ejercía fuerzas sobre un imán (la aguja de la brújula): también el imán desarrollaba una fuerza sobre la bobina (carrete formado por hilo conductor) por donde circulaba una corriente eléctrica, actuando un extremo de la bobina como el polo norte de un imán y el otro como el polo sur. Se establecía así la conexión entre los fenómenos eléctrico y magnético.

Experimento de Orsted.

Trabajó en la compresibilidad de gases y de líquidos y en diamagnetismo. Después de 1800 estudió el galvanismo nuevo. El descubrimiento de la piperina (1820), uno de los componentes acres de la pimienta, era una contribución importante a la química, al igual que su preparación del aluminio metálico en 1825.

Cuanto más se aceptaban las teorías de Ampére por parte de otros sabios, más se reconocía la autenticidad e intuición de Orsted, tanto en la comunidad científica como entre sus conciudadanos. Tras este descubrimiento, el sabio danés siguió contando con un prestigio y una fama que nunca disminuiría hasta el momento de su muerte.

Deja un comentario