Guglielmo Marconi y el origen de la telegrafía sin hilos

Guglielmo Marconi (1874-1937) fue un ingeniero eléctrico italiano, padre de la radio, que después de varias experiencias pudo enviar una señal de radio entre Europa y América en 1901 y que sería el origen de la telegrafía sin hilos.

De familia acomodada, tuvo una educación privada y hasta los doce años no fue a la escuela. Después de estudiar en el Instituto Técnico de Livorno se sintió atraído por la Física. En la Universidad enseñaba el profesor Augusto Righi que era amigo de la familia y accedió a dar clases particulares a Marconi. Righi no era muy conocido en aquellos años, pero estaba al corriente de todos los adelantos científicos de la época y al igual que Oliver Lodge de Inglaterra era uno de los pocos científicos que entendía los experimentos que había realizado Hertz sobre las ondas electromagnéticas. Marconi aprendió de Righi los procedimientos para generar, radiar y detectar las ondas. En aquella época el único detector práctico de las ondas era el cohesor de Branly. Marconi mejoró enormemente el funcionamiento del cohesor y realizó cambios en los transmisores de chispas de Lodge y Righi y redescubrió el principió de que la conexión a tierra de un lado de la antena mejoraba la emisión; este hecho había sido constatado por Amos Dolbear en América doce años antes.

Marconi hizo experiencias en el ático de su casa y en 1895 logró una transmisión a una distancia de dos kilómetros. El servicio de telégrafos italiano rechazó el ofrecimiento del invento de Marconi, por lo que éste animado por su madre se fue a Inglaterra en febrero de 1896. Allí ofreció su trabajo a W.H. Preece, ingeniero jefe de telégrafos del Reino Unido. Preece apoyó con entusiasmo a Marconi y le facilitó algunas entrevistas con Lodge. Marconi formó una empresa en 1897 para iniciar sus trabajos: la Wireless Telegraph and Signal Company.

Se hicieron experiencias en la isla de Wight y a través del Canal de la Mancha. Finalmente se buscó la transmisión a través del Atlántico; se preparó una emisora en Poldhu (Cornualles) y una antena receptora en St John´s, Newfoundland (Terranova, en español). La transmisión consistía en la simple letra S (tres puntos en código Morse) que se enviaba a unas horas prefijadas durante el día. El 12 de diciembre de 1901, se empezaron a detectar los pitidos de la transmisión a las 12:30, 1:10 y 2:20. La recepción era bastante ruidosa, debido a la baja calidad de los equipos.  Por medio de un barco se comprobó que la diferencia de distancia que se lograba en la transmisión era de 1.120 km por el día y 2.700 km por la noche. La radio empezaba a ser una realidad y Marconi con solo 27 años era una estrella de la ingeniería.

Transmisor Marconi, hacia 1895.

 

En 1912, el desastre del Titanic demostró la importancia de las comunicaciones por radio y esta nueva rama de la ciencia empezó a crecer al aparecer la válvula triodo en el mercado (1906). Marconi  fue muy galardonado por su descubrimiento. En 1914 el rey de Italia le nombró senador y en 1929 le concedió el título de marqués. Presidente del Consejo de Investigaciones Científicas de Italia (1929). En 1909 Marconi compartió el Premio Nobel de Física con Carl Ferdinand Braun.

Deja un comentario