Isabel II y la red de telégrafos

María Isabel Luisa de Borbón (1830-1904), madrileña de nacimiento, fue reina de España entre 1833 y 1868. A ella se le debe la llegada de la telegrafía eléctrica a España y la creación del Cuerpo de Telégrafos.

La intensa actividad desplegada en la construcción de obras públicas destacó especialmente durante el reinado de Isabel II. Se construyeron 7.822 kilómetros de carreteras, y se promovió tanto el sistema de riegos como el de abastecimiento de agua a los núcleos urbanos por medio de canales, como el de Isabel II, de Castilla, Imperial y de Tauste, entre otros. A todos estos adelantos, que contribuyeron a mejorar el bienestar material de los españoles, hay que añadir que el sello de correos se creó en 1850, la red de telégrafos en 1854, el alumbrado de gas entró en funcionamiento a partir de 1841 y los primeros ensayos de alumbrado eléctrico se produjeron en Barcelona en 1852.

El 22 de abril de 1855 firmó ese día la Ley que establecía la primera red telegráfica para unir a Madrid con todas las capitales de provincia y departamentos marítimos, autorizando al Gobierno a plantear “un sistema complejo de líneas electro-telegráficas que pongan en comunicación a la Corte con todas las capitales de provincia y departamentos marítimos y que lleguen a las fronteras de Francia y Portugal”. Esta fecha es considerada como el punto de arranque de la telegrafía eléctrica en España.

Pero antes, el 8 de noviembre de 1854, se envió el primer mensaje telegráfico desde Madrid hasta hasta Irún, en la frontera con Francia: ese primer telegrama fue un discurso de la Reina Isabell II, inaugurando las Cortes Constituyentes que iniciaban el bienio progresista. Una práctica que ahora parece sumamente sencilla gracias a las redes sociales pero que, por entonces, significaba toda una revolución.

A finales de 1858 la red básica estaba finalizada. En los años inmediatos posteriores se completó, procurando que cada capital de provincia tuviera dos líneas independientes de conexión. Se tendieron cables para incorporar las Islas Baleares; a las Islas Canarias llegaron 25 años después, gracias a los cables procedentes desde Cádiz hasta Santa Cruz de Tenerife.

En la imagen, retrato de Isabel II por E. de Barreda, perteneciente a la Escuela de Pintura de Madrazo (1857). Sala de Telegrafía del siglo XIX. Museo Postal y Telegráfico.

Deja un comentario