Charles T. Bright, responsable de la construcción y montaje del primer cable telegráfico transatlántico

Sir Charles Tilston Bright (1832-1888) fue un ingeniero telegrafista británico, responsable de la construcción y montaje del primer cable telegráfico transatlántico.

La telegrafía comercial comenzó en la década de 1840-1850. Bright, a los 15 años, dejó la escuela e hizo un curso de telegrafía en la compañía Electric Telegraph de Londres, para explotar las patentes del telégrafo de Wheatstone y Cooke. Después de un período de prácticas, le encargaron la dirección de la central de telégrafos de Birmingham. Cinco años después, se asoció con su hermano para formar la English and Irish Magnetic Telegraph Company en Liverpool.

Bright dirigió la construcción de miles de kilómetros de cables de líneas telegráficas e inventó procedimientos para la localización de faltas en las líneas. En 1851 los hermanos Jacob y John Walkins Brett habían finalizado con éxito la colocación de una línea telegráfica submarina que unía Inglaterra con Francia, por el estrecho de Calais. En 1853, Bright dirigió el lanzamiento de un cable telegráfico submarino entre Portpatrick, en Escocia y Donaghadee, en Irlanda.

En 1856, un financiero americano llamado Cyrus Field, formó con J.W. Brett y C.T. Bright la compañía Atlantic Telegraph Company con el objetivo de lanzar un cable telegráfico submarino entre Irlanda y Terranova (Canadá). Después de varios intentos, esta línea se completó el 5 de agosto de 1858, pero solamente funcionó un mes, debido a un fallo de aislamiento del cable. Bright volvió a la Magnetic Telegraph Company, asociándose con el científico Latimer Clark. Entre ambos patentaron un aislamiento para cables submarinos, con compuestos bituminosos. En 1865 hubo un nuevo intento para lanzar un cable telegráfico entre Irlanda y Terranova, pero también se rompió.

Finalmente en 1866 se lanzó un nuevo cable, pero esta vez con éxito definitivo y además se pudo recuperar el cable del año anterior, por lo que se consiguieron dos líneas telegráficas submarinas en 1866 que unían Europa con América. La proeza de este trabajo se debió fundamentalmente a Cyrus Field, y a la experiencia de C.T. Bright en la construcción de cables submarinos y también a la excelente  labor de consultoría de Lord Kelvin, que viajó en estas últimas expediciones en el buque Great Eastern, realizando medidas continuadas del cable e inventando el siphon recorder, un galvanómetro de espejo, que mejoraba la recepción de señales telegráficas.

Bright fue Presidente de la Society of Telegraph Engineers & Electricians, sociedad predecesora del actual Institute of Electrical Engineers, IEE, de Londres. Intervino además con Maxwell y Wheatstone en el establecimiento de unidades eléctricas.

Deja un comentario