Museo Guggenhein de Bilbao

SELLO DEDICADO AL MUSEO GUGGENHEIN DE BILBAO.

En el año 2000 se emitió un sello dedicado al Museo Guggenhein de Bilbao. El valor facial es de 70 pesetas y el título de la serie es 700º aniversario de la Villa de Bilbao.

Según el Fuero de Logroño, el 15 de junio de 1300, Don Diego López de Haro V, el Intruso, Señor de Vizcaya, otorgaba a Bilbao la Carta Puebla o estatuto local por el que se debían regir los habitantes del lugar. Hasta su fundación como villa, el núcleo inicial de la población de Bilbao se situaba en la orilla izquierda del río Nervión, pero a raíz de su reconocimiento como tal y según el documento otorgado se especificaba que la fundación se haría “En Bilbao, de parte de Begoña”, es decir en la margen derecha del río. La nueva villa comenzó a desarrollar una importante actividad comercial debida a las explotaciones mineras y a que en su puerto se centralizó el tráfico de la lana castellana que se enviaba hacia Flandes. Pero, el máximo desarrollo de Bilbao tuvo lugar a finales del siglo XIX, al dar comienzo una etapa de crecimiento económico con las explotaciones mineras, la nueva siderurgia, la construcción naval y las propias entidades bancarias. El progreso económico y el crecimiento urbano llevaron a que en 1876 se aprobara el proyecto del Ensanche, y la ciudad se extendió por la orilla izquierda del Nervión. En el momento actual, y tras una etapa de declive industrial y socioeconómico, Bilbao se enfrenta a una nueva andadura con importantes transformaciones urbanísticas, equipamientos culturales, innovaciones tecnológicas y nuevos servicios. Una muestra de ello es el Museo Guggenheim, que se reproduce en el sello, inaugurado y abierto al público el 19 de octubre de 1997. Este singular edificio es obra del arquitecto norteamericano Frank O. Gehry. Con una superficie total de 24.000 m², de los que más de 11.000 m² están destinados a salas de exposiciones, en su construcción se han utilizado materiales como el acero, la piedra, el titanio y el agua que, de alguna manera, recuerdan la fuerza, la independencia y la tradición industrial del País Vasco.

 

Deja un comentario