Un grupo de familiares de la escritora de la generación del 98 y telegrafista Consuelo Álvarez, Violeta visitan el Museo Postal y Telegráfico

Familia de Consuelo Álvarez

Esta semana hemos recibido una visita muy especial. Hemos contando con la presencia de un grupo de familiares de la escritora de la generación del 98 y telegrafista Consuelo Álvarez, Violeta.

Ha sido una visita guiada en la que nos hemos centrado en la Historia de la Telegrafía, ya que su bisabuela, y sus abuelos eran grandes telegrafistas. Se han interesado en el funcionamiento del sistema morse, como gran medio de telecomunicación. También en la unión de los continentes por cable submarino, y en la repercusión social, que supuso la radio como gran medio de comunicación de la que Consuelo Álvarez fue precursora.

Se han emocionado al ver la exposición La mujer en la Filatelia  en la que se exhiben el pliego premium y el sobre de primer día dedicado a homenajear a la mujer telegrafista en la figura de Consuelo Álvarez, que se emitieron el pasado 22 de abril.

¡Hemos pasado una tarde estupenda y la visita ha sido un éxito!

Familia de Consuelo Álvarez

4 comentarios en «Un grupo de familiares de la escritora de la generación del 98 y telegrafista Consuelo Álvarez, Violeta visitan el Museo Postal y Telegráfico»

  1. El primer agradecimiento ha de ser para Victoria por el inmenso y concienzudo trabajo de rescatar del olvido a una de las muchísimas mujeres olvidadas,»la abuela Consuelo»,que ha pasado a formar parte de la exposición»la mujer en la filatelia» como mujer telegrafista.
    Muchísimas gracias de nuevo a Victoria y sus colaboradores por el ilustrativo,detallado y entusiasta recorrido por el mundo de las comunicaciones ,desde sus comienzos a caballo,vuelo de paloma y torres visuales, al acelerón eléctrico que a través de todo un recorrido de aparatos,sorprendentes ,conocidos , desconocidos y del nostálgico mundo del correo ,nos ha llevado al siglo XXI.

    Responder
  2. Ha resultado emocionante encontrarnos con la figura de nuestra bisabuela, Telegrafista, Consuelo Álvarez ‘’Violeta”; en el museo Postal y Telegráfico.

    Mi reconocimiento a Victoria Crespo por su trabajo de investigación e implicación, ha sido un placer que nos haya llevado por esos caminos tan interesantes por los que transitó el telégrafo desde sus orígenes.

    Responder
  3. Muchas gracias, Victoria y compañeros, por esta magnífica visita que nos hizo volar la imaginación…
    Museo entrañable, extraordinariamente cuidado, magníficas explicaciones y una Directora y compañeros de trabajo rebosantes de simpatía y conocimiento. Ellos sí que fueron el auténtico «sello de la casa».
    Volveré, sin duda, para disfrutar más de todos los detalles que tuve que pasar por alto por falta de tiempo.
    Un fuerte abrazo y mil gracias por vuestra labor.

    Responder
  4. Buenas tardes,
    los familiares de Consuelo Álvarez, hemos disfrutado de una visita guiada al Museo, a través de las magníficas explicaciones de Victoria Crespo y sus entusiastas colaboradores. Sinceramente, ha sido como abrir la ventana a un mundo desconocido y apasionante donde nos introdujeron, como si de una máquina del tiempo se tratara. en la rápida evolución de las comunicaciones, en la necesidad continua del ser humano por ir superando obstáculos para transmitir información. La Sala de los aparatos telegráficos impresiona por la perfecta conservación de las piezas originales y por ver y comprobar in situ los instrumentos que utilizaban el sistema Morse, herramienta de trabajo de «la abuela Consuelo», como se la conoce entre nosotros. Es también un precioso homenaje, el de la exposición «La mujer en la filatelia», donde también aparece su figura, en el sello en reconocimiento a la mujer telegrafista.
    Pasamos una tarde estupenda y nos quedamos como con ganas de aprender más de todo lo que alli vimos
    Creo que es un Museo muy interesante, y de primer orden; a mi parecer debería recuperar su ubicación inicial en el antiguo edificio de la calle Montalbán, en el palacio de Cibeles, para que fuera conocido y visitado por más público que desconoce su existencia, por estar bastante apartado.
    Gracias a Victoria y a sus colaboradores por su saber, simpatía y entusiasmo

    Responder

Deja un comentario